Te quiero

Llevo bastante tiempo rumiando este artículo. El otro día se lo comentaba a una amiga por WhatsApp. Y como si de una premonición se tratara, un amigo (que además es cliente) se despedía de mi el otro día cuando salía de su oficina diciéndome «se te quiere». No podía esperar más, tenía que escribirlo ya.

Continuar leyendo «Te quiero»

Mosquitos en el entorno del Guadalhorce y Parque Litoral

Hace unos días leía en medios locales que el Área de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Málaga había actuado nuevamente contra las larvas de mosquitos detectadas en el Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce. Pues bien, el pasado domingo 19 de marzo por la mañana desayunaba en la terraza de una cafetería situada en la Glorieta Once de Marzo (Avenida de Moliere) acompañado de mosquitos que dejaron su marca en dos miembros de mi familia, uno de ellos yo mismo. Algo no me cuadra.

Continuar leyendo «Mosquitos en el entorno del Guadalhorce y Parque Litoral»

Descafeinado camarero, ¡por favor!

Me sienta mal el café con cafeína, que yo llamo «de verdad». Me da una sensación de ansiedad, ahogo, estómago vacío. No se explicarlo pero no me sienta bien. A veces pedir un café en una cafetería es una lotería. El camarero al que le pides, le pasa la comanda al que está en la barra. El de la barra, que está haciendo diez cafés más, tiene que hacer el descafeinado y marcarlo. Demasiada probabilidad de error.

Continuar leyendo «Descafeinado camarero, ¡por favor!»

Radioaficionados CB27: La banda ciudadana de mis amores

Hace unos días desempolvé la emisora de radioaficionado que tanto me hizo disfrutar en los años 80 y parte de los 90. Ya me había avisado mi buen amigo Javier Conesa, el mismo que me dió a conocer este apasionante mundo, que había rastreado las frecuencias de 27 MHz. y que no quedaba prácticamente nadie… aún así quise verla funcionando de nuevo.

Continuar leyendo «Radioaficionados CB27: La banda ciudadana de mis amores»

El cabrón ha muerto

Aunque pueda parecer curioso, hoy me apetece hablar de la muerte. Esa que a todos nos llegará algún día y que no pone a cada uno en su sitio (luego me explico). La misma que ha creado mitos, héroes para la historia… la misma que nos deja a todos con la incógnita del que habrá después de ella. Algo que me sorprende de ese «delicado momento» (parafraseo a Joaquín Sabina), es el trato que la sociedad hace de sus fallecidos.

Continuar leyendo «El cabrón ha muerto»