Bono y sus corbatas

Querida Milagros: ¿Te has fijado la que se ha liado en el Congreso de los Diputados por la advertencia del Presidente, José Bono, en referencia al uso de la corbata? Ya sabes que a mi no me gusta hablar de política y hoy no voy a hacer una excepción, yo realmente lo que quiero hablarte es de corbatas y otros atuendos ¿protocolarios?

Como ya te he comentado en alguna ocasión siempre que hablo de corbatas recuerdo la frase que un buen amigo (tu ya sabes quien es) me comentó en su día sobre su uso. Recordarás que él me decía que la corbata era necesaria cuando no eras nadie (profesionalmente claro), que cuando ya tenías un nombre, un prestigio o simplemente un conocimiento por parte de los demás podías despojarte de ella. También me decía que eso mismo ocurría con un buen afeitado o con dejarse barba.

No se que opinarás tu, pero partiendo de que los extremos siempre son malos, creo que la corbata es una prenda desfasada, posiblemente tan desfasada como el traje de chaqueta. ¿Es mejor profesional el que lleva corbata? ¿quizás mejor persona? ¿Es mejor o peor ministro Miguel Sebastián por dejarse en verano la corbata en casa? No lo creo. Me dirás que cada ocasión tiene su atuendo y puedo llegar a estar de acuerdo contigo, pero no dejo de recordar a otro buen amigo que en la boda de un tercero (buen amigo común) se presentó con una bonita camisa bien escotada y un collar de perlas en madera, mientras que los demás sufríamos la corbata… yo de mayor quiero vestir como él. O si quieres un caso más cotidiano, fíjate como El Corte Inglés ahora viste a parte de sus empleados de la sección de deportes en chandal y camiseta, ¡claro! si van a vender material deportivo que hacen con el traje puesto (si, recuerdo el anuncio de los atletas en trajes de Emidio Tucci). Conociéndote ahora me vas a decir que si la sección de deporte va en chandal porque las secciones de ropa interior no van en eso, ropa interior… mejor lo dejamos al criterio de nuestros lectores, porque en ese jardín no me quiero meter.

Perdóname que sea tan pesado, pero sigo en mis trece, ¿soy mejor profesional por llevar corbata? supongo que estarás conmigo en que mis clientes valoran más mis conocimientos que mi aspecto físico. No, no entro en el aseo personal… ese pienso que debe ser siempre el mejor, pero ¿tanto me deteriora como informático no usar corbata desde hace años o la barba que llevo desde principios de primavera? Yo sigo estando con mi amigo… cuando eres joven y tu curriculum sólo ofrece unos datos personales y mucha voluntad entiendo que igual haya que adornarlo con la vestimenta (que tampoco, porque yo valoro más la voluntad que la vestimenta, pero bueno)… pero después el crédito, la confianza, el conocimiento, el saber estar… eso se gana con tesón y profesionalidad… y lo demás para el arbolito de Navidad.

Como siempre ha sido un placer intercambiar estas palabras contigo. Hasta la próxima.

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.