Ciudades Semipeatonales

Sin duda un hito de las ciudades modernas. Las espantosas calles llenas de coche en segunda fila se han convertido en agradables lugares donde pasear relajados. Si me centro en mi Málaga, que bonita está Calle Larios, Plaza de la Constitución, Plaza del Obispo. El otro día mismo mi padre me recordaba como era la Plaza del Obispo antes y reconozco que me costó visualizarla, una vez hecho el recuerdo, ¡qué cambio! Esta nueva estructura de ciudad ha traido un (no se como calificarlo) sistema tecnológico para dar acceso a según que partes del centro a vehículos residentes y autorizados, sistema al que quiero dedicar mi escrito de hoy.

Tener parte del centro de la ciudad peatonal implica restricciones, hasta ahí de acuerdo. Lo que creo necesario (sigo centrándome en Málaga capital que es la ciudad que mejor conozco) es que la señalización de esas zonas de tránsito de vehículos residentes y autorizados debe mejorarse.

Ya uno circula por Málaga con cierto temor. Un poster informativo con capacidad para comunicarse con un operador es a veces el único signo visible de la prohibición de paso (acceso por ejemplo a Calle Especería desde el Pasillo de Santa Isabel). En otros casos se une un cilindro (no se como se llama) que es capaz de «auto-enterrarse» para el paso del vehículo que ha mostrado su autorización. El equipo lo completan cámaras de visión diurna/nocturna supongo que para funciones de vigilancia de la zona y de sanción.

Pienso que ese temor del que os hablaba antes se puede evitar con uan señalización más eficaz e incluso con vías de escape (como en las autopistas de peaje) por si erroneamente hemos llegado a un punto cerrado a la circulación general. Si por cualquier razón no es posible mejorar la senalización (vías estrechas, impacto visual…) entiendo que sería oportuno «perdonar» el primer acceso a título de despiste, prevía notificación informativa del despiste al domicilio del titular del vehículo. El otro día comentando esto mismo con mi cuñado Joaquín, fiel lector de este sitio, me comentaba que este aviso informativo tiene un coste (papel, correos, funcionario…) y bien, igual tiene razón, seguro que la tiene, y haya que buscar otra fórmula. Lo que me cuesta asumir es que cuando el GPS me diga «gire a la derecha» en una ciudad desconocida no tenga que comprobar si es una zona limitada sin valla prohibiendo el paso.

Resumiendo. ¿Ciudades semipeatonales? Si, claro que si. ¿Zonas de circulación exclusiva para residentes y autorizados? Si, pero mejor señalizadas.

Gracias por seguir ahí.

 

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.