Disciplina de carril

A veces tengo la sensación de que somos muy pocos los conductores que fuimos a clase el día que hablaron de la disciplina de carril.

Llamo disciplina de carril a conducir respetando las 2 señales viales, líneas continuas o discontinuas, que tengo a ambos lado de mi vehículo… sin aprovechar una curva para saltarme dichas señales e irme al carril vecino sin aviso, intención, ni precaución alguna como si de una carrera de Fórmula 1 se tratase.

Cada día estoy más seguro de la brillantez pedagógica de mi profesor de autoescuela. Si yo voy por el carril derecho, voy por ese, no puedo echar el coche al carril de al lado (ni aún siendo de mi propio sentido) sin mirar si alguién viene o no. Si podré hacer un cambio de carril comprobando si alguién circula por el otro carril, señalizando, etc, etc. pero no ir por la carretera como si no compartiese la via con nadie.

El problema se acentua en las rotondas de giro obligatorio, voy girando por el carril de enmedio y al salir de la rotonda me vuelco contra el carril derecho y tan tranquilo a seguir mi camino. Se vuelve a poner en práctica la idea de ir solos por la carretera.

La solución (y voy a repetir en muchas entradas la misma) el reciclaje. Forzar a TODOS los conductores a pasar exámenes con una perioricidad… yo creo que 5 años sería un buen periodo de tiempo. Dicho de otro modo, volver a estudiar el teórico. Algunos ya han dejado de leer esta entrada, pero aún así yo creo que no se puede realizar una función para la que uno no está al día. Si no permitimos al médico que deje de estudiar, porque la ciencia avanza y se tiene que reciclar para atender mejor a sus pacientes, como vamos a permitir que los conductores olvidemos los acuerdos básicos que hacen que unos y otros podamos convivir a bordo de un vehículo en marcha sin pegarnos un tortazo, más aún cuando las estadísticas nos dicen que una de las principales causas de mortalidad en nuestro mal llamado primer mundo son los accidentes de tráfico.

Otra solución sería llenar las consultas de los psicólogos para que nos bajasen los humos y nos hiciesen darnos cuentas que somos conductores del montón y que todos somos susceptibles de tener un accidente y de dejar la vida en la carretera, pero este es otro tema que ya he abordado en otras entradas.

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.