¡Serenoooo!

Perdón por un título tan exclamativo. Aunque por edad no conocí a los serenos, aquellas personas encargadas por decirlo de alguna manera de velar por la normalidad en las solitarias calles de noche, si he oido hablar de ellos a través de mis padres, mis abuelos e incluso los medios de comunicación. El otro día los recordaba hablando del deterioro de los parques infantiles de Málaga con el bueno de Pedro da Silva.

No soy el único que ha encontrado cualquier mañana en algún parque de la ciudad botellas de cristal vacias. Botellas fruto de alguna juerga económica de ciudadanos que no fueron a clase el día que explicaron como se tiran los objetos sobrantes a la papelera. Estas botellas aparecen justo encima de una chorraera, tobogan le llama fuera de Málaga, o en el lugar más recóndito de la estructura de juegos, la misma estructura que de noche se utiliza de improvisado bar de copas y que durante el día disfrutan niños de todas las edades. He explicado el mejor de los casos, es decir, botellas enteras, si estan rotas ni os cuento.

Pues yo creo que este tipo de inseguridad para los auténticos protagonistas de estas estructuras, los niños… al igual que pintadas, tornillos sueltos o inexistentes, columpios con las cadenas liadas… todo esto podría evitarse en parte con la presencia de los antiguos serenos. Personas cualificadas que paseen por zonas y a pie las calles por la noche para evitar tanto este deterioro en el parque, como la sustracción en el interior de los vehículos, como mil pequeñas cosas que no creo necesarias encargar directamente a la Policia, salvo fuerza mayor, y que pueden conseguir que nuestra ciudad sea más civilizada, valga el juego de palabras. 

En el fondo hacer que los viejos serenos vuelvan a darnos las buenas noches y ese extra de tranquilidad y seguridad de una persona cercana y casi del barrio.

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.