La Málaga de baches, parches y otros meneitos

Reconozco querido lector que me he resistido sobremanera antes de escribir esta entrada. Soy de Málaga y mi tierra es la más bonita del mundo, supongo que igual que la tuya si no eres de aquí lo es para ti. No obstante mi escrito sólo tiene un interés constructivo y por tanto ahí va mi particular opinión de las dificultades para circular en coche por según que zonas de Málaga por culpa de los baches es estado puro (boquete sobre el asfalto) o su sucedaneo el parche (boquete que fue tapado de aquella manera y que es de todo menos liso).

Para no hablar sólo de generalidades me centro en las calles que recorro casi a diario, sin hacer referencia a aquellos baches provocados por las obras del eterno, y en mi opinión poco útil, Metro de Málaga que entiendo que hay que soportar.

– Avenida Gregorio Diego, después del cruce con Camino del Pato. El asfalto en general no es malo pero hay cuatro… no se como llamarlos… parecen como juntas de dilatamiento levantadas a todo lo ancho de la calle… el caso es que cuando pasas con el coche aún a muy baja velocidad (20 km/h) son muy agresivas (el coche se mueve y el golpe suena mucho). ¡Llevan años!

– Calle Luis Barahona de Soto / Avenida Sor Teresa Prat. Vaya con los registros… o estan hundidos o han reasfaltado y no lo han puesto en su sitio… el caso es que en esta zona os aconsejo poner en la radio música movidita porque registro que pasas meneito que te da el coche.

– Calle Abogado Federico Orellana Toledano. Desde el cruce con Sor Teresa Prat no tiene desperdicio. Si empiezas el giro por el carril izquierdo, ¡zas! regalito de una alcantarilla que no está a la altura del asfalto. En lo referente a la calle asfalto viejo en partes levantados con zonas de parches.

– Calle la Unión. El mismo problema de registros que en Luis Barahona y Sor Teresa Prat. Emisora cañera y a menearse.

– Avenida de Europa. No tengo palabras para el «camino viejo de Churriana». Podían hacer un museo de problemas asfálticos, los tiene todos… alcantarillas, baches, parches, cemento con pinta de me sobre y aquí lo dejo. Hay que ponerlo en los folletos turísticos sin duda.

Pero con todo esto me quedan grandes dudas que supongo que podrían responderme en el organismo competente: ¿quién paga el desgaste extra de mis neumáticos por culpa de un mal asfaltado? ¿y el de mis amortiguadores? ¿qué uso se le da al I.V.T.M. (Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica)? ¿puede una ciudad turística como la nuestra permitirse estas deficiencias?

Os animo a ampliar con vuestros comentarios el callejero con problemas. Reitero que mi interés es de tironcito de orejas cariñoso, pero por favor ¡arregladlo!

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.