La responsabilidad de que te lean

El martes por la mañana estuve en la Asociación NAIM ampliando el cableado de la red de ordenadores de una de sus aulas. NAIM, Nueva Alternativa de Intervención y Mediación, es una asociación sin ánimo de lucro con el objetivo de fomentar la inserción social de las personas, desarrollando proyectos de diversa índole y promoviendo empresas de inserción. A lo que iba, cuando llegué saludé (aquello está lleno de buena gente) a Antonio Caro, a Enrique Porras, a Cristian Guarnido y a su presidente Pepe Montes que me dice «te sigo en tu blog». Esa frase, al instante, me sugirió este artículo.

Cuando te planteas crear un blog de acceso público está claro que uno de tus objetivos es que te lean. Seamos sinceros, los blogueros buscamos el «feed back» de nuestros lectores y esa es una de las razones que nos hace escribir. Si quisiésemos pasar desapercibidos probablemente escribiríamos en un diario que guardaríamos con celo bajo la almohada.

A través de Google Analytics o alguna herramienta similar de medición de visitas sabes que hay personas que entran y que se quedan, otras que entran y se van al momento, país de origen, sistema operativo… todo eso está muy bien pero la responsabilidad se siente cuando te dicen «te sigo en tu blog». Esto por un lado te plantea si lo haces medianamente bien, y por el otro te obliga a no escribir sobre cualquier cosa, a intentar que tus artículo sean interesantes, a dar tu opinión respetando la opinión del vecino… al final a que te sigan leyendo, a que sigan colmando la faceta narcisista que algunos tenemos.

Toca seguir haciéndolo lo mejor posible, mis lectores lo merecen. Gracias Pepe por tu «te sigo en tu blog». Gracias a todos por seguir ahí.

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

2 respuestas a «La responsabilidad de que te lean»

  1. Hace unos años que te conozco y por aquel entonces no había blogs, y el Internet era sólo para unos cuantos privilegiados, pero siempre has tenido un don para transmitir experiencias, sensaciones, ideas…me gusta tu blog, no se si te lo había comentado, me da la oportunidad de leerte y seguir compartiendo momentos aunque sea ciberneticamente. Así que te animo a continuar y que nos dediques algunos momentos de tu tiempo.

  2. No se que decir, jajaja. Que pienses que tengo un don para transmitir es algo que me halaga y me aporta una dosis extra de felicidad.

    Es cierto que nos conocemos desde hace veintitantos años y en aquel 1991 ni yo tenía Internet. Estoy de acuerdo que este mundo digital nos está dando esa la posibilidad de seguir en contacto, al final de compartir…

    Mi nivel de responsabilidad sube con comentarios como el tuyo. Muchas gracias Noe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.