Descafeinado camarero, ¡por favor!

Me sienta mal el café con cafeína, que yo llamo «de verdad». Me da una sensación de ansiedad, ahogo, estómago vacío. No se explicarlo pero no me sienta bien. A veces pedir un café en una cafetería es una lotería. El camarero al que le pides, le pasa la comanda al que está en la barra. El de la barra, que está haciendo diez cafés más, tiene que hacer el descafeinado y marcarlo. Demasiada probabilidad de error.

Continuar leyendo «Descafeinado camarero, ¡por favor!»