Descafeinado camarero, ¡por favor!

Me sienta mal el café con cafeína, que yo llamo «de verdad». Me da una sensación de ansiedad, ahogo, estómago vacío. No se explicarlo pero no me sienta bien. A veces pedir un café en una cafetería es una lotería. El camarero al que le pides, le pasa la comanda al que está en la barra. El de la barra, que está haciendo diez cafés más, tiene que hacer el descafeinado y marcarlo. Demasiada probabilidad de error.

Continuar leyendo «Descafeinado camarero, ¡por favor!»

¿Eres valiente en las redes sociales?

No me canso de repetir que la tecnología nos está dando muchas alegrías. Al principio parecía cosa de cuatro raritos (ahora llamados frikis), pero desde siempre la informática ha pretendido estar orientada a que cualquier usuario sea capaz de utilizarla en su vida cotidiana. Posiblemente esta orientación al usuario no tenga más que un motivo mercantil, si no fuese así nadie se compraría un ordenador para casa ni llevaría un teléfono inteligente en su bolsillo. Las redes sociales, que algún día pasarán de moda y moriran en el olvido al menos tal como las conocemos actualmente, son una de las últimas alegrías. O estas dentro de ellas o empiezas a ser un bicho raro, pero ¿cómo usas las redes sociales? ¿Eres valiente?

Continuar leyendo «¿Eres valiente en las redes sociales?»

Feliz Cumpleaños

Ayer observé, inicialmente con cierto asombro, como una familia había organizado el cumpleaños de su hija en un parque público de la capital malagueña, concretamente en el Parque María Luisa, en la prolongación de la barriada de La Luz. Globos sujetos entre los árboles, letrero de felicitación, mobiliario de camping y tarteras variadas. No, no voy a ser yo quien valore si es correcto montar un cumpleaños en suelo público, pero aquella situación me hizo pensar en la evolución de las celebraciones de cumpleaños de los niños.

Continuar leyendo «Feliz Cumpleaños»