Tivoli World

El miércoles pasé la tarde/noche en el parque de atracciones Tivoli World en Benalmádena (Málaga). Pensé que después de tantos años y tantas noticias pasadas sobre las dificultades empresariales para mantener el parque abierto apenas habría público y se estaría tranquilo. Pues no, no eran ni las 8 de la tarde y las colas para adquirir las entradas eran largas como las de antaño.

El parque sigue estando exactamente igual que en mis recuerdos de hace 25 ó 30 años. Las mismas atracciones, la misma distribución, todo igual quitando que el teatro donde siempre hubo espectáculos y conciertos de artistas de primera línea ahora es una mezcla entre cine de verano y sala de espectáculos menores. Aún siendo el mismo parque de siempre pasamos una tarde agradable sin esperas especialmente largas en la mayoría de las atracciones (me refiero a atracciones infantiles, las de adultos no las visité). El personal en su mayoría muy agradable y servicial.

Los precios del parque en sus diferentes servicios son en su mayoría económicos. Por ejemplo, el precio de la entrada es de 6 Euros/persona de más de 1 metro de altura, digamos que los niños más pequeños entran gratis. Además los niños que ya superan el metro de altura tienen la entrada igualmente gratuita con el carné de «El Club de La Banda» el programa infantil de Canal Sur Televisión. A esto hay que sumarle de forma opcional el precio de las atracciones con 2 posibilidades, o pagas cada atracción a su precio o adquieres una pulsera personal y no transferible que por 12 Euros te permite montarte en el 95% (más o menos, todas menos las que consumen gasolina) de las atracciones todas las veces que quieras. La pulsera es un buen reclamo pero puede no ser rentable ya que muchas atracciones valen 1 Euro y entre esperas, cena y paseos se hace dificil montarse tantas veces, más aún en el caso de familias que compran pulseras para todos (adultos y niños). En la parte del «mangiare» se puede cenar diferentes tipos de comidas a precios competitivos.

En resumen, y como decía antes, una buena opción para pasar una tarde agradable en familia. Los más peques se lo pasan de lujo, los papis recordamos que un día fuimos esos peques ilusionados por montarnos en todo, y los abuelos recuerdan que ese mismo día ellos se eran los papis que se preocupaban de nosotros. No es nostalgia, tan sólo es la vida misma.

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.