WhatsApp, el doble tick azul y la absurda inmediatez

WhatsApp, la popular aplicación de mensajería instantánea, ha dado un paso más en su última actualización. El doble tick (check, flecha o pajarito, como queráis llamarla) que indicaba que el dispositivo de destino había recibido el mensaje ahora se pone de color azul cuando el usuario abre la aplicación y lee el mensaje. Pero no os pretendía hablar de esto. A mi lo que realmente me preocupa es el circulo vicioso en el que hemos caido a raíz de la aparición de los teléfonos inteligentes o smartphones.

Cuando yo era más joven y no llevaba un teléfono móvil encima todo el día, al llegar a casa me avisaban si me había llamado fulanito o menganito y que mensaje me había dejado. En comunicación telefónica había un «tempo» que todos respetábamos (no quedaba otra). Llegó la telefonía móvil, que algunos en un acto de ignorancia asociaron a un entorno llamemos «pijo» de la sociedad, y empezamos a perder libertad. Ya nos podían localizar en cualquier momento, daba igual que estuviésemos almorzando, durmiendo o en el WC.

Móviles e incomunicaciónA ese perdida de libertad le siguió la falta de educación y respeto gracias a las aplicaciones de mensajería instantánea, y me explico. Antes si estabas paseando con un amigo o tomando un café en buena compañía era cosa de dos. Ahora manda el teléfono móvil. Puedes estar teniendo la más encantadora de las conversaciones que si el maldito teléfono nos avisa que alguien nos ha escrito abandonamos la conversación y atendemos con urgencia a la, muchas veces, chorrada de turno. Esto viene a ser como si en la cola de la carnicería atienden antes al que tiene el número 12, cuando nosotros tenemos el 7. Hemos llegado antes (hemos quedado a tomar el café antes) pero nos atienden más tarde (la conversación de detiene porque suena el WhatsApp).

Y todo esto nos lleva a vivir en una absurda e innecesaria inmediatez. Ya somos también esclavos de la aplicación de moda y la sociedad (amigos, familiares, compañeros) se sentirá molesta si no contestamos con la rapidez impuesta. Da lástima ver en una cafetería como varias personas comparten un café y una mesa pero nada más, porque cada uno está con su móvil en la mano. Algo debemos estar haciendo mal.

Termino y dedico este artículo a los que respetan el encuentro entre personas y no atienden a su móvil o si lo hacen es sutilmente y sin interferir en la relación interpersonal. Se que quedan personas así porque tengo la suerte de tener como amigos a alguno de ellos.

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

Una respuesta a «WhatsApp, el doble tick azul y la absurda inmediatez»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.