Zapatero a tus zapatos

Vengo leyendo algunos artículos y anuncios en Internet que te proponen realizar tu propia web de forma sencilla, en pocos minutos. Me quedo con una sensación, y es que si tienes un grifo roto llamas al fontanero, si tu puerta no cierra al cerrajero y si tu zapato perdió el tacón al zapatero. Pero si tienes un problema en el ordenador llamas a tu primo que asegura saber mucho (y yo no lo dudo aún cuando su primera propuesta sea formatear el disco duro) y una web te la haces tu mismo.

Se ha creado una conciencia social de que manejar un ordenador es algo sencillo y que todos sabemos hacerlo, os diría que igual ocurre con el hecho de conducir. En esa conciencia colectiva destacan los familiares y amigos (no se porque suelen ser primos o cuñados) que aunque tienen loables profesiones ajenas a las nuevas tecnologías aseguran disponer de amplios conocimientos informáticos. Su diagnóstico suele ser parecido independientemente del problema. Si hay un virus, formateamos… si va lento el ordenador, formateamos… si sigo teniendo Windows XP, formateamos y montamos Windows 7. Lo mismo está ocurriendo con el diseño de página web, al punto del «hazlo tu mismo» (como en las tiendas de bricolage). Te dan unas plantillas, unos huecos que rellenar y ya tienes una web.

Me diréis en este punto, ¿a dónde quieres llegar?. Quiero llegar al título del artículo. Un virus no se elimina formateando, si el ordenador va lento no se formatea, si tienes un equipo de hace 5 años con un Windows XP no le montes un Windows 7 porque lo condenas a una lentitud permanente y si te haces la web sólo terminarás con dolor de cabeza. «Es que formateando se soluciona», si, exactamente igual que si tienes tus neumáticos sucíos le pones unos nuevos y se soluciona, pero ¿no será mejor simplemente limpiarlos? Formatear es el último recurso.

Si tienes un problema con tu ordenador llévalo a un informático, igual que haces con el cerrajero, el fontanero o el zapatero. La amplia mayoría de las averías no tienen que pasar por un formateo y una instalación nueva de tu sistema operativo con todo el trabajo de copias de seguridad y muchas veces perdida de información por descuido. Y sobre la página web lo mismo. No todo es diseñar… hay también que alojar, que comprar un dominio, renovarlo… crear cuentas de correo electrónico de tu dominio y capítulo aparte merece el posicionamiento eficaz en Internet, lo ue se ha dejado en llamar marketing online (si tienes una web pero Google tras una búsqueda te la pone en la posición 4.707 es como si no la tuvieras).

Pues sí, hoy me ha tocado barrer para casa aunque os soy sincero que pensando más en el usuario que en los profesionales del sector. Confía tu ordenador a un profesional como haces en otras muchas facetas de la vida… y sí, los informáticos cobramos por nuestro trabajo pero también ahorramos muchos comprimidos de paracetamol.

¿Te ha gustado? Compártelo... Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.